El 27 de Diciembre de 1992, festividad de la Sagrada Familia, se inauguró en Albacete el nuevo templo de la Parroquia del mismo nombre.

El templo se construyó en un solar de 721 metros cuadrados, adquiridos por el Obispado. Consta de una nave amplia, tiene capilla para el Santísimo, Confesionario, Sacristía y Aseos. Dispone además de un seminsótano con 6 aulas para catequesis. 

Se equipó con 24 bancos donados por la Diputación Provincial,  10 para la capilla procedentes del Internado y otros 35 nuevos encargados para la Parroquia. Destaca en el interior del templo el impresionante Cristo, obra del escultor Palentino: Vitorio Macho.