CIMG2943

 

"La belleza Salvará al mundo"

Sólo la belleza que es Cristo salva al mundo. Dicha belleza se hace presente en la Iglesia que es su cuerpo, sobre todo a través de la Comunidad Cristiana. ¡Mirad cómo se aman!, gritó el mundo pagano al ver a las Comunidades Cristianas Primitivas, en las que la belleza del amor crucificado fue la luz que convirtió al Imperio Romano.

Hoy hemos de devolver a la iglesia esta belleza, y para ello es necesario volver a evangelizar en las Parroquias a través de un Camino de Iniciación Cristiana.

Perteneciente a la Parroquia de la Sagrada Familia, están los Salones Parroquiales de la Calle Alicante nº12, además de las salas de catequésis para niños, hay al fondo  una sala un poco especial con una Pintura-Mural de la Sagrada Familia.

Esta es una copia de una composición de: nacimiento-trinidad-sepulcro, realizado por Kiko Argüello, el iniciador del Camino Neocatecumenal en la Iglesia. 

La Nueva Estética que tiene esta sala, además de la pintura, es un lugar donde tiene al centro la Palabra de Dios (el ambón en que se apoya). Todas las paredes son rugosas, hacen referencia al seno de la madre "iglesia", donde se gestan los hijos de la luz.

Toda la sala es diáfana para que puedas ver a todos los que están sin ningún obstáculo. Ninguno debe sentirse "forastero", "fuera de la estera", te sientes acogido como el pueblo de Isarael que lo hacia  en las tiendas, cuando alguien venía a visitarlo, porque debajo de los pies tenían alfombras. Aquí toda la sala está recubierta de moqueta.

 

"La Pintura Mural"

 07122012012

 

Este fresco, fue pintado por David López Ribes (que vemos a la derecha en este foto, con su hermano) , un pintor valenciano de Catarroja, casado y con seis hijos, que fue premiado por las Academias Pontificias de la Santa Sede, en reconocimiento por su labor artística en favor del  humanismo cristiano y  que está dentro del equipo de pintores que realiza copias de los trabajos de Kiko Argüello, evangelizando con la pintura.

 David

 

En este caso es una composición con tres partes, en la parte izquierda está la Virgen con el niño y en el extremo superior izquierdo están los Reyes Magos, en el centro está la Sagrada Familia y a la derecha está la Resurrección. 

 Esta Pintura-Mural, es una catequésis para nosotros: 

 La virgen está contemplando la gloria de Dios, por eso está de espaldas, cuando se le presenta el ángel, se pregunta ¿pero cómo es posible?, ¿cómo voy a quedar embarazada si no conozco varón?,  pero nada es imposible para Dios, está contemplando este misterio, esto no es obra mía, es obra de Dios, y por eso cuando nosotros damos el sí al Señor, como lo hace María, es el Señor el que hace la obra, no lo haces tú.  

natividad

 Las tres estrellas que lleva la Virgen en la frente, simbolizan que es Virgen antes, durante y después del parto.

Estrellas Virgen

 

Luego vemos la mula y el buey que están con el niño, y el niño envuelto en pañales y está dentro de una caja "en forma de ataúd", que es el mismo tipo que aparace a la derecha en la resurrección. Se está representando que iba a morir e iba a ser envuelto en vendas, con el sudario. Como aparece en la imagen, que está basada en la iconograría rusa, el punto de fuga está invertido, es decir que está en nosotros, no hacia dentro del cuadro, para hacerte partícipe a tí de la obra.

A continuación está la escena de la Santísima Trinidad,(Padre, Hijo y Espíritu Santo) y también representa a la Sagrada Familia (Jesucristo , San José y la Virgen María),  como vemos, Familia en misión, Trinidad en Misión, la familia. También al centro está Jesucristo, que está a la derecha de Dios, que invita a su hijo Jesucristo con una mano de otro color más vivo a que tome ese cáliz.

P010512 21.470001

 

 Si observamos, vemos que tienen los tres alas y un árbol por detrás, también simboliza a "los tres ángeles de Mambré", que fueron a anunciár a Abraham que ese año Sara, su mujer que era estéril, quedaría embarazada (de Isaac). Este icono está inspirado en el icono de Andrei Rublev. Kiko, le dió el cambio, donde introdujo la figura femenina de la Virgen María a la izquierda. 

 Los tres están sentados como mirándonos a nosotros, no están de perfil, el pan y el vino de la eucarístía que están abajo, abren un espacio al espectador, que el cuarto comensal sería el que les está mirando.Por eso este cuadro nos invita a entrar en este banquete, a participar de la Eucaristía. 

 Y luego la escena de la tumba vacía, de la Resurrección.Vemos a la derecha las tres mujeres "las teóforas", que se llaman que llevaban el ungüento para embalsamar al Señor y se encuentran  con la tumba vacía con el ángel encima de la piedra y movida de su sitio que tapaba la tumba,  y les dice, ¿A quíén buscáis?, no está aquí ¡Ha resucitado!. Este ángel, con una mano está indicando el sepulcro y con otra está indicando que está en el cielo. 

 Todo el cuadro tiene el fondo de pan de oro, que simboliza el cielo, la vida eterna, que estamos llamados al cielo,  En este vídeo se muestra la realización del trabajo por los pintores, así como los que participaron pegando el Pan de Oro que contiene el fresco.